top of page
M pata larga-min.jpeg

CARDIOPATÍA ISQUÉMICA

AHA 2023: ¿Es posible manejar la HTA con solo dos dosis de fármaco al año?

Autora: Cristina Rodríguez Sánchez-Leiva (Cardiología Hospital Mateu Orfila, Menorca)

Fecha de publicación: 28/11/2023

Categoría: Novedades

2 minutos

Este post incluye opiniones de su autor. Las partes del texto subrayadas contienen enlaces a la evidencia científica en la que se sustenta.


El estudio fase 2 KARDIA-1 ha demostrado beneficios y seguridad con la molécula ALN-AGT01, zilebesirán,en pacientes con hipertensión arterial (HTA) leve a moderada. Los resultados (que fueron adelantados durante el verano) han sido dados a conocer este mes, en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (AHA), celebrada en Estados Unidos.



PERO ¿QUÉ ES EL ZILEBESIRÁN?

Se trata de un ARN interferente, que se administra de forma subcutánea. Se une al receptor hepático de la asialoglicoproteina para reducir la síntesis del angiotensinógeno, por tanto, actúa de forma muy precoz en la vía angiotensiona-aldosterona, diana de los IECAs/ARA II.


El estudio fase 2, un estudio de seguridad y eficacia incluyó 394 pacientes (44% mujeres) con una presión arterial sistólica basal de 142 mmHg de promedio. Los participantes se asignaron al azar a diferentes dosis, una de ellas, la de 300 mg, presentó dos pautas diferentes de administración, cada 2 meses o cada 6 meses, el resto de dosis (150 y 600 mg) se administraron cada 6 meses.


Su administración, distanciada en el tiempo, podría favorecer la adherencia terapéutica, un gran problema en las patologías crónicas, como la HTA, donde el 50% de los pacientes deja de tomar la medicación tras un año del inicio.



RESULTADOS

  • Reducción de los niveles de angiotensinógeno sérico de hasta el 98%.

  • Reducción media de la presión arterial sistólica (PAS) de 10 mmHg respecto a basal, medida por registro ambulatorio 24 horas, sin diferencias de eficacia entre las diferentes dosis y regímenes probados.

  • Reducción media de la PAS de 14 mmHg en comparación con placebo.

  • Efecto mantenido durante los 6 meses de seguimiento.

  • Los efectos adversos fueron infrecuentes. Los más relevantes fueron dos casos de hipotensión ortostática. Los casos de hiperpotasemia, detectados como efecto adverso en un 6% de los participantes, fueron leves y no requirieron intervención ninguna.


Otro estudio en fase 2 (que ya finalizó el reclutamiento de pacientes), el KARDIA-2, valora el papel del fármaco como terapia coadyuvante a otros tratamientos antihipertensivos.



CONCLUSIÓN
Prometedores resultados de un fármaco, que además de potencia, favorece la adherencia y, por tanto, debería reducir la morbimortalidad cardiovascular. Es decir, estamos ante un fármaco antihipertensivo que ha demostrado reducir la PAS de forma significativa respecto a placebo, con seguridad y con un efecto de control tensional que se mantiene a largo plazo, tal y como ha mostrado el estudio KARDIA-1, con tan solo dos administraciones anuales.



Logo_fondoBlanco4-3.jpeg

Ilustración 1. Características del zilebesirán y estudio KARDIA1. Adaptado CARPRIMARIA

Referencias

bottom of page