top of page
M pata larga-min.jpeg

CARDIOPATÍA ISQUÉMICA

Revisión Lp(a) 4ª parte: ¿cuándo debemos analizar sus concentraciones?

Autora: Cristina Rodríguez Sánchez-Leiva (Cardiologa del Hospital Mateu Orfila. Menorca)

Fecha de publicación: 18/03/2024

Categoría: Recordar

2 minutos

Este post incluye opiniones de su autor. Las partes del texto subrayadas contienen enlaces a la evidencia científica en la que se sustenta.


Ya sabemos que la Lipoproteina (a) -Lp(a)- está relacionada con la enfermedad cardiovascular, por eso se recomienda determinar sus concentraciones al menos una vez en la vida. Hemos hablado de las particularidades que debemos tener en cuenta para interpretar adecuadamente sus resultados. También recordamos que sus valores están determinados genéticamente, por lo que no se prevén modificaciones importantes a lo largo de la vida del paciente, siendo suficiente con una sola determinación, en la mayoría de los casos. Pero ¿sabemos cuándo debemos determinar los niveles de Lp(a)?



¿DETERMINAMOS LOS NIVELES DE Lp(a) EN VIDA ADULTA O EN PERIODO INFANTO-JUVENIL?

Desde el nacimiento, los niveles de Lp(a) van aumentando con la edad, de forma muy considerable durante el primer año de vida. La variabilidad intraindividual en el periodo infantil se ha cifrado en un 70%, lo que reduce la confiabilidad para conocer su relación con el riesgo cardiovascular.


Aunque no existen recomendaciones sobre la edad más apropiada para conocer los valores de Lp(a), parece lógico plantear su determinación durante la vida adulta (valores ya estabilizados). En caso de disponer de mediciones realizadas durante las dos primeras décadas de vida, lo coherente sería repetirlas en vida adulta.


No obstante, existen dos situaciones en las que se recomienda realizar un análisis de Lp(a) en vida infantojuvenil:

  • Antecedentes de enfermedad cerebrovascular rara.

  • Antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular prematura, siempre que no existan otros factores de riesgo identificables, siguiendo la recomendación de estudio en cascada.



¿LOS NIVELES DE Lp(a) PUEDEN ALTERARSE TRAS UN EVENTO AGUDO?

Falta evidencia científica para responder a esta pregunta. Algunos estudios parecen indicar que la Lp(a)funcionaría como un reactante de fase aguda, de hecho, sus niveles se duplican durante los primeros días tras un infarto agudo de miocardio o una cirugía, normalizándose aproximadamente a los 30 días del evento. También se elevan significativamente tras una revascularización percutánea coronaria, normalizándose rápidamente en unas 6 horas. Otros estudios han descrito reducciones de más del 80% de Lp(a) en pacientes con procesos inflamatorios muy intensos, como aquellos relacionados con la sepsis.


Por tanto, para valorar el papel de la Lp(a) en la estimación del riesgo futuro cardiovascular, debemos determinar sus concentraciones 2-3 meses después de un evento agudo.


Aun así, se requiere más investigación, y valorar el papel de las concentraciones de Lp(a) en la estimación pronóstica durante un evento agudo.



Logo_fondoBlanco4-3.jpeg

Ilustración 1. ¿Cuándo hacer la analítica para determinar la Lp(a)

bottom of page