top of page
M pata larga-min.jpeg

MISCELÁNEA

ITUS e infecciones genitales por iSGLT2: manejo

Autor: Marcos García Aguado (Hospital U. Puerta de Hierro de Majadahonda)

Fecha de publicación: 09/02/2023

Categoría: Miscelánea

4 minutos

Este post incluye opiniones de su autor. Las partes del texto subrayadas contienen enlaces a la evidencia científica en la que se sustenta.


Los últimos documentos para el manejo de los pacientes con Insuficiencia Cardiaca (IC) con o sin Diabetes Mellitus (DM) recomiendan el uso de la empagliflozina y dapagliflozina (iSGLT2) desde el principio, por su papel pronóstico. También son fármacos eficaces en insuficiencia renal crónica, independientemente de la glucemia, retrasando el deterioro renal. Además, tienen un papel principal en pacientes con DM tipo 2 como terapia para la prevención de IC de novo (estadio pre-IC de la AHA, incluyendo aquí también a la canagliflozina).


Aunque los iSGLT2 son bien tolerados y seguros, uno de sus efectos secundarios (2%) son las infecciones del tracto urinario (ITU) y las infecciones genitales. El efecto glucosúrico (mayor en pacientes con DM y con función renal no significativamente afecta) de estos fármacos proporciona una condición favorable para el crecimiento de patógenos en zona genital y vías urinarias bajas. Es cierto que en la investigación hay controversia, con estudios que no muestran un aumento de infecciones en comparación con otros antidiabéticos orales, en grupos como los adultos mayores.


Aproximadamente el 0.1% de las infecciones pueden ser graves o requerir hospitalización (aunque las infecciones del tracto urinario superior son raras). Las infecciones micóticas genitales son más prevalentes al inicio del tratamiento, tienden a remitir con el uso continuado y suelen resolverse con facilidad mediante el empleo de antifúngicos tópicos. La gangrena de Fourier es una patología rara y su relación con los iSGLT2 no está clara.



PREVENCIÓN
En cualquier caso, lo importante es formar adecuadamente a los pacientes en medidas higiénico-dietéticas, siendo primordial el cuidadoso secado de la zona genital.


Entre las recomendaciones más relevantes:

  • Realizar lavado y secado adecuado de las zonas genitales tras la micción y defecación.

  • Usar toallitas higienizántes y/o aerosoles higienizántes de forma rutinaria.

  • En el caso de las mujeres, realizar la higiene con lavado desde la zona anterior hasta la zona posterior.

  • En el caso de los hombres no circuncidados (mayor riesgo) se recomienda retracción del prepucio antes del lavado y lavar con agua y jabón suave (recomendaciones higiene Uptodate). Evidentemente, no debe usarse desinfectantes a base de alcohol.



INFECCIONES URINARIAS

Las ITU podemos clasificarlas en:

  • Bacteriuria asintomática: paciente asintomático con urinocultivo positivo. No se recomienda ni su cribado ni su tratamiento, únicamente insistir en medidas higiénico-dietéticas y vigilancia del posible desarrollo de síntomas. El motivo para no tratarlas es que la erradicación del germen no reduce el riesgo de ITU sintomática ni complicaciones. No se recomendaría la supresión del iSGLT2.

  • ITU sintomática: se trata de una infección de vías urinarias con sintomatología, pudiendo ser ITU de vías bajas (clínica de disuria, polaquiuria, urgencia miccional, tenesmo, hematuria y dolor hipogástrico) o una ITU de vías altas (que cursa con fiebre, escalofrías, dolor lumbar y posible quebrantamiento del estado general). Debemos realizar urinocultivo, analítica general y si se sospecha pielonefritis, eco renal (las ITUs de vías altas requieren de estudio que descarte la existencia de una obstrucción de vías urinarias). El tratamiento consiste en antibiótico precoz siendo de elección cefalosporinas de 2ª o 3ª generación, aminoglucósidos o penicilinas de amplio espectro, cuya duración y vía de administración dependerá de la gravedad del cuadro. No se recomienda suprimir de forma definitiva los iSGLT2.

  • ITU de repetición: se define como 2 ITUs sintomáticas en 6 meses o 3 ITUs sintomáticas en 12 meses. Se requiere urinocultivo y estudio de vías urinarias para descartar patología obstructiva. El tratamiento requiere de profilaxis no antibiótica con D-manosa 2 gramos/día o autovacuna y profilaxis antibiótica con fosfomicina 3 gramos/10 días durante 3-6 meses.



INFECCIONES GENITALES

Las infecciones genitales requieren de medidas higiénico-dietéticas de prevención, y tratamiento antifúngico tópico en crema, óvulo vaginal o ambos. En caso de mala respuesta deberemos suprimir temporalmente el iSGLT2 hasta la resolución del proceso infeccioso, reanudándolo posteriormente, puesto que la tasa de recidivas o segundos episodios es baja.  En caso de recidiva, se puede plantear tratamiento tópico asociándolo a tratamiento oral, y valorar la supresión definitiva del fármaco iSGLT2 en aquellos casos en los que no es posible realizar un manejo adecuado de la infección.


En caso de prostatitis, se recomienda tratamiento con quinolona oral durante 14-28 días.




CONCLUSIÓN

Lo más importante es aplicar medidas de prevención higiénico-dietéticas, y en caso de infección, siempre que sea posible, mantener o como mucho suprimir temporalmente los iSGLT2. No olvidemos que la IC tiene mal pronóstico, y los iSGLT2 tienen un impacto positivo en el curso evolutivo de la enfermedad.




Logo_fondoBlanco4-3.jpeg

Ilustración 1. Recomendaciones tratamiento ITUs en pacientes con iSGLT2. Adaptado CARPRIMARIA

bottom of page