top of page
M pata larga-min.jpeg

CARDIOPATÍA ISQUÉMICA

¿Es el final de los betabloqueantes en el tratamiento crónico del paciente con infarto agudo de miocardio no complicado?

Autor: Marcos García Aguado

Fecha de publicación: 07/04/2024

Categoría: Controversia

2 minutos

Este post incluye opiniones de su autor. Las partes del texto subrayadas contienen enlaces a la evidencia científica en la que se sustenta.


Hace años que se cuestiona el papel de los betabloqueantes en el tratamiento crónico del paciente con infarto agudo de miocardio (IAM).


En las Sesiones Científicas del Colegio Americano de Cardiología (ACC) se ha presentado el estudio REDUCE-AMI que evaluaba el uso a largo plazo de los betabloqueantes en pacientes que habían sufrido un IAM no complicado, sin disfunción del ventrículo izquierdo (no debemos olvidar que los betabloqueantes constituyen uno de los cuatro pilares iniciales del tratamiento de la insuficiencia cardiaca con fracción de eyección del ventrículo izquierdo -FEVi- reducida).


Se trata de un ensayo abierto que incluyó más de 5.000 pacientes, multicéntrico (participaron 45 hospitales diferentes de Suecia, Estonia y Nueva Zelanda, aunque más del 95% de los pacientes eran de Suecia). Se utilizaron registros de pacientes con IAM (35% habían tenido un Infarto con elevación del ST). Los pacientes debían tener enfermedad coronaria obstructiva (confirmada mediante angiografía coronaria) y una FEVi preservada (> 50%). Los pacientes fueron asignados a dos brazos, 2.508 a tratamiento con betabloqueante (62% succinato de metoprolol, 37,8% bisoprolol) y 2.512 sin betabloqueo. La dosis de betabloqueante utilizada fue más baja que la empleada en estudios anteriores, pero los autores consideran que es un reflejo de la vida real. La edad media de los participantes fue de 65 años, con un predominio de los hombres (solo el 22,5% eran mujeres). La mediana de seguimiento fue de 3,5 años.


El objetivo principal fue el combinado de mortalidad por todas las causas o IAM. No hubo diferencias significativas entre los dos grupos. Ninguno de los criterios de valoración secundaria presentó diferencias significativas entre los dos grupos. No hubo diferencias según la dosis de betabloqueantes ni el tipo utilizado. El riesgo relativo fue de 0,96 con IC del 95% 0,79-1,16.


CONCLUSIÓN:

  • En base a este estudio podemos afirmar que la evidencia contemporánea sigue negando los beneficios del tratamiento crónico con betabloqueantes para los pacientes que han sufrido un IAM y fueron revascularizados, sin afectación de su FEVi, es decir, los pacientes con IAM no complicado.

  • Aun así, este estudio tiene importantes limitaciones, por lo que solo podemos hipotetizar. Disminuye su fiabilidad el diseño abierto del estudio y el importante cruce entre ambos brazos al año de seguimiento: un 18% de los pacientes del grupo de betabloqueantes dejó de tomarlos y un 14% de los asignados a no tratamiento terminaron tomando betabloqueante.

  • Por tanto, necesitamos más información para considerar que los betabloqueantes deben abandonarse como terapia crónica en los pacientes con IAM no complicado con coronarias revascularizadas. Afortunadamente hay varios estudios en marcha, cuyos resultados probablemente conozcamos en este y próximos años.



Logo_fondoBlanco4-3.jpeg

Ilustración 1. Estudio REDICE-AMI. ACC 2024. CARPRIMARIA

bottom of page