top of page
M pata larga-min.jpeg

ARRITMIAS

Anticoagulación según función renal

Autor: Marcos García Aguado

Fecha de publicación: 16/07/21

Categoría: Recordar

3 minutos

Los documentos científicos, como las últimas guías europeas de fibrilación auricular publicadas en 2020, posicionan como fármaco de primera elección a los anticoagulantes orales directos (DACOS): dabigatrán, rivaroxabán, apixabán y edoxabán, frente a los anticoagulantes antivitamina K.


No obstante, hay tres situaciones en las que no se deben administrar los anticoagulantes orales directos, y debemos usar los anticoagulantes antivitamina K:

  • pacientes con prótesis metálicas;

  • Pacientes con enfermedad valvular mitral reumática moderada/severa;


Un aspecto muy importante para tener en cuenta en los pacientes con FA es la insuficiencia renal (IR):

  • primeramente, porque la FA y la IR se retroalimentan, puesto que la FA facilita el desarrollo de IR, y esta última aumenta la prevalencia de FA. Además, la presencia de IR aumenta el riesgo hemorrágico y el tromboembólico;

  • en segundo lugar por la escasa evidencia científica y escasa calidad de la evidencia para el uso de la anticoagulación (antivitamina K y DACOS) en pacientes con insuficiencia renal avanzada con filtrados menores de 15 ml/min/1.73 m2,  o en diálisis. Tampoco hay evidencia de calidad con filtrados de 15 a 30 ml/min/1.73 m2.


En los pacientes con FA que vamos a anticoagular, debemos tener en cuenta  la función renal para decidir que anticoagulante dar y que dosis. El dabigatrán presenta la tasa más alta de eliminación renal (80%), seguida del edoxabán (50%), rivaroxabán (35%) y el que menos el apixabán (25%).


Según función renal, estas son las recomendaciones de uso de los DACOS:

  • Dabigatrán: Se puede usar hasta filtrados de 30 ml/min/1.73 m2. Se puede usar, según el riesgo hemorrágico estimado, la dosis de 110 mg cada 12 horas o la de 150 mg cada 12 horas;

  • Rivaroxabán: Por debajo de 50 ml/min/1.73 m2 de filtrado solo se puede usar la dosis de 15 mg, no la de 20. Se puede usar hasta filtrados de 15 ml/min/1.73 m2;

  • Edoxabán: Por debajo de 50 ml/min/1.73 m2 de filtrado solo se puede usar la dosis de 30 mg, no la de 60. Se puede usar hasta filtrados de 15 ml/min/1.73 m2;

  • Apixabán: Al presentar la menor tasa de eliminación renal puede usarse en su dosis normal de 5 mg cada 12 horas en pacientes con filtrados de hasta 30 ml/min/1.73 m2. Por debajo de 30 se puede usar, pero en dosis de 2.5 mg cada 12 horas y hasta filtrados de 15 ml/min/1.73 m2.


No podemos olvidar que las dosis bajas de los DACOs (a excepción del dabigatrán 110) tienen menos evidencia científica o su capacidad antitromboembólica se ve algo comprometida.

Logo_fondoBlanco4-3.jpeg

Ilustración 1. Tipo de DACO a utilizar según función renal. *se ajusta a una dosis más baja de 2.5 si se cumplen dos de las siguientes premisas: Edad > 80 años, peso < 60 kilos y daño renal con creatinina > 1.5

Referencias

bottom of page